Luis-Zamorano-c-Irene-Morán

El camino del Tuareg

El camino del tuareg

Hay quien entiende los obstáculos como adversidades. Como limitaciones. Como el fin de un camino. Hay quien los toma como parte del camino, como una piedra a esquivar, y superarlos es una experiencia más en ese camino. Lo que diferencia a los cobardes de los valientes no es tener o no miedo. Es que los valientes lo afrontan, y lo superan. Aprenden de él y de él se nutren.

Hay quien traza su propio camino, aunque vaya a contracorriente. Aunque cause dolor, aunque no sea el que esperan de uno: nadar, aunque sea la hora de la horca.

Hay quien sueña, y quien visualiza sus sueños. Quien primero les pone palabras y sabe hacerse escuchar. Quien sabe captar la atención de los otros estableciendo un discurso a menudo inesperado, pero siempre original.

Hay quien, como mi hijo Luis, tiene desde pequeño grandes sueños, que convierte en retos y que persigue con la nobleza y el tesón de quien ha visto dónde quiere llegar. Su mirada se abre como un abanico ante ellos.

Como ya sabéis, esta aventura mía de retratar a los titanes nació de un sueño de Luis. Cuando me contó que iba a hacer esta carrera tuvimos una de nuestras conversaciones en las que él me cuenta sus sueños y yo escucho absorta. Igual ahora que cuando tenía cuatro años y quería ser presidente del gobierno. Luis habla de sus sueños y yo me quedo atrapada en sus palabras.

Empezó a hablar de la Titán en tono bajo, concentrado, y los ojos chispeantes. En él se debatía una emoción dual: las ganas de perseguir su sueño y el miedo. En un momento dado su voz se quebró mientras seguía diciendo que no iba a fallar, que no iba a rendirse, que iba a terminar la Titán Desert. Contundentemente me dijo: ¡por mis c…, mamá!

La mirada de Luis se abre como un abanico lleno de posibilidades ante los retos, siempre ha sido un soñador. Y siempre ha sabido como captar toda mi atención cuando se pone a contar sus sueños.

Leí en su determinación el miedo, y su disposición a asumir el fracaso como parte de un aprendizaje vital, como una experiencia, no como algo irreversible. Igual que el escalador que se enfrenta a un pico mil veces escalado él solo, y por la cara más hostil de la montaña. No es éste el único aprendizaje de este tipo que ha tenido Luis: podría haberlo sido, pero la vida no ha sido gratis para él. Él ha marcado su propio camino, dejando de lado las altas expectativas que había puestas en él. Con el tiempo, ha aprendido a soltar el lastre de estar a la altura que los demás esperaban para marcar sus propias líneas de salto, aunque no fueran las convencionales. Querer gustar ha sido siempre uno de sus dragones, y me chifla ver que ha pasado página.

Luis me ha enseñado cómo es capaz de abrirse, de ser flexible ante cualquier reto que exija un alto espíritu de superación, como es ahora la Titán Desert. Y estas son las cosas que marcan la diferencia, son estos pequeños gestos de los que saben cómo lograr hacer lo que quieren en la vida, dándole sentido y pedaleando a favor de la arena.

A pesar de su juventud, la forma de hacer de Luis trasluce la determinación y la sabiduría del que conoce la importancia del camino. La Ítaca de Kavafis es el reto de Luis.

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.
Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Kavafis, Ítaca

13 Comentarios
  • Consuelo
    Responder

    Ay Inma, amiga mía, cómo me ha emocionado este post tuyo, porque hablas de cómo Luis te atrapa en sus sueños cuando te los cuenta, y porque ya sé de quién heredó esa fantástica capacidad de atrapar con su conversación y hacer vívidos los sueños….ya no queda nada para la Titán, y estoy deseando leer cada día lo que vayas colgando.

    Gracias por recordarme el camino a Ithaka de Kavafis, algo que llevo en el corazón…pues llegar allí es mi destino…

    MIl besos

    12 abril, 2015 a 17:34
  • I am curious to find out what blog system you have been using?

    I’m having some minor security issues with my latest
    website and I’d like to find something more secure. Do you have any suggestions?

    4 octubre, 2018 a 15:34
  • Helpful information. Fortunate me I found your web site by chance, and I am surprised why
    this twist of fate didn’t happened in advance! I bookmarked it.

    5 octubre, 2018 a 03:45
  • Everything is very open with a precise clarification of the issues.
    It was definitely informative. Your site is useful.
    Many thanks for sharing!

    5 octubre, 2018 a 15:28
  • Wonderful, what a webpage it is! This web site presents helpful data to us, keep it up.

    8 octubre, 2018 a 11:37
  • No matter if some one searches for his required thing,
    thus he/she desires to be available that in detail, so that
    thing is maintained over here.

    19 octubre, 2018 a 21:34
  • Hi there excellent website! Does running a blog like this take a great deal of work?

    I’ve very little knowledge of coding however I
    had been hoping to start my own blog in the near future.
    Anyways, should you have any suggestions or techniques for new blog owners please share.

    I know this is off subject however I simply needed
    to ask. Thanks!

    6 noviembre, 2018 a 12:32
  • Simply wish to say your article is as surprising.
    The clearness in your post is just cool and i could assume you’re an expert on this subject.
    Well with your permission allow me to grab your feed
    to keep up to date with forthcoming post. Thanks a million and
    please continue the enjoyable work.

    12 noviembre, 2018 a 09:59
  • Have you ever considered about adding a little bit more than just your articles?
    I mean, what you say is important and everything.

    However just imagine if you added some great pictures or video clips to give your posts more,
    “pop”! Your content is excellent but with images and clips, this website could definitely be one
    of the very best in its field. Excellent blog!

    13 noviembre, 2018 a 03:11
  • This piece of writing presents clear idea designed for the
    new users of blogging, that truly how to do blogging.

    13 noviembre, 2018 a 23:56
  • An intriguing discussion is worth comment. I think that you should publish more about this issue, it
    might not be a taboo matter but usually people do not talk about these issues.
    To the next! Many thanks!!

    15 noviembre, 2018 a 02:46
  • Wow, this post is pleasant, my younger sister is analyzing these things, therefore
    I am going to convey her.

    17 noviembre, 2018 a 17:53
  • I want to to thank you for this fantastic read!! I certainly loved every bit of it.
    I’ve got you book marked to check out new stuff you post…

    22 noviembre, 2018 a 06:48

Envíame un comentario

18 + diecinueve =