Los 5 aprendizajes para no rendirse

Me siento una privilegiada por estar aquí observando y aprendiendo a la vez con todos estos titanes. Y extraer de sus historias cotidianas tantos aprendizajes inspiradores para luego contarlos al mundo en el libro Silencio, se rueda.

La etapa de ayer de la Titan Desert no sólo era la primera, sino que además era durísima, 115 km con un desnivel bestial. Y os recuerdo que estamos en las puertas del Sáhara… Les veía en la carrera llenos de polvo, sudando, con la cara desencajada por el esfuerzo y me preguntaba: ¿cómo no se rinden?, ¿cómo pueden seguir dando a pedales hora tras hora? Y claro, cuándo pasaron la meta me moría de curiosidad, les abordé y me contaron los secretos que les hacen únicos para no rendirse. Y os voy a contar 5 de ellos:

1. Aquí y ahora

– «He estado a punto de no llegar. En el km 100 no podía dejar de pensar en que quería comer pasta, que necesitaba comer algo, que no podía más. Y he empezado con un pensamiento obsesivo que cada vez me secuestraba más y más. Pero me he cuadrado, le dado un giro, y me he ido centrando en el presente, en el aquí y el ahora. Y así he recuperado fuerza y ritmo en la cadencia de cada pedalada. Metro a metro he conseguido llegar».

2. Creamos lo que creemos

– «La mayor dificultad de la etapa de hoy eran dos puertos no sólo altos sino también largos, y me he ido reforzando a mí mismo la convicción que tengo de que soy bueno subiendo; ¡lo creo de verdad! Aún así, cuando sentía que me faltaban las fuerzas, visualizaba la línea de meta, y estoy aquí».

3. Neurona con humor

– «En el segundo punto de hidratación, más o menos a 40º, venía a mi lado un «cincuentón» que llegó preguntado a los de la organización «¿Habéis visto a mi padre?». Cuando entré solo en la meta en la posición 423 tras 9 horas de darle al pedal me acordé de él, y levanté el puño gritando «¡Qué bueno! Soy el primero». Detrás de cada sonrisa hay un pensamiento positivo.

4. Mente enfocada

– «Mido más de dos metros, y lo que peso no te lo voy a decir (dice, riéndose). Por eso he sido jugador de basket y no Biker… Me he pasado 30km con calambres y el coche escoba pisándome la rueda trasera. Pensando que este último tramo era peor que jugar toda una Copa del Rey. Y en el fondo sabía que no era así. Me he conectado con las imágenes y sensaciones que tengo de tantos momentos y victorias en mi vida como jugador profesional. Y me ha ayudado a seguir pedaleando, hasta que llegué».»

5. Diálogo interno

– «A veces no tenemos ni idea de lo que nos decimos, y sin embargo el 85% del tiempo estamos hablando con nosotros mismos. Y con la de horas que he rodado solo hoy, imagínate lo que me he llegado a contar. Desafortunadamente, la gente a mi alrededor se bajaba de la bici, o se caía. Hacía mucho calor. Afortunadamente me ha salido una voz de dentro que les daba ánimos y también me decía a mí mismo: ¡Vamos, vamos que puedo, que podemos!»

Los 5 aprendizajes de la primera etapa de la Titan Desert para no rendirse.

Toughach, Abril 2015

124 Comentarios
  • Xavier Fernandez
    Responder

    Que buenos consejos Inma! Y que extrapolables a la vida personal y profesional. Es fascinante como la mente nos condiciona e influye, tanto en lo positivo como en lo negativo. Somos los dueños de nuestras limitaciones.
    Un abrazo muy fuerte y muchos ánimos a todos los corredores. Los que pedaleamos a nivel local soñamos con estar ahí un año de estos.

    29 abril, 2015 a 21:27
    • Gracias Xavier, ha sido una experiencia muy única que quiero compartir y disfrutar con todos vosotros de estos aprendizajes de los titanes. Ahora tengo que ordenar y empezar a escribir, este es mi nuevo reto ,))

      3 mayo, 2015 a 16:18
  • kaita vendrell figueras
    Responder

    «al final todo sale bien y si no sale bien es que todavía no es el final»»
    que buenas experiencias! al final todos llegan a su meta!

    30 abril, 2015 a 22:27
  • Begoña Ubierna
    Responder

    Entro por fin hoy aquí Inma! Qué fantástica experiencia! Y cuanta verdad en estos cinco aprendizajes! Gracias por hacer que los recordemos. Me ha inspirado mucho la » neurona con humor». Genial! Que no falte nunca el sentido del humor! Tiene el poder de cambiar todo en un instante. Felicidades Inma por el proyecto y por este blog. Te sigo!

    1 mayo, 2015 a 07:47
  • Begoooooooo gracias a ti !!!! ya sabes que compartimos esa mirada «punto de humor» sabiendo que nos gusta reir de lo cotidiano y de lo que más nos gusta reír es de nosotras mismas, Una abraçada

    3 mayo, 2015 a 16:25
  • Clasificaría la foto de «Ánimo» como «Alegría, exaltación de la amistad»

    Fue un selfie que nos hicimos Óscar Higares, Iñaki de Miguel y un servidor, en un momento de máxima alegría!!

    Gracias Inma por poner palabras a nuestros recuerdos.

    Julio – Freno al ICTUS

    3 junio, 2015 a 11:13

Envíame un comentario

18 + 12 =