Naak

Espíritu emprendedor: donde se juntan caos, creatividad, sueño

¿Dónde se juntan el caos, la creatividad, el sueño?

En el espíritu de un emprendedor. Después de vivirlo muchas veces en primera persona, esta vez me ha tocado hacerlo desde fuera, como espectadora. Y como dueña de la casa en la que, durante semanas, se ha instalado el almacén de los relojes Naak Time, el físico y el emocional. Mi hijo Luis tuvo una idea hace unos meses, ese sueño del que empezaba hablando. Después de mucho esfuerzo, mucho trabajo y sobre todo mucha ilusión, él y su equipo han lanzado al mercado una marca de relojes que apuesta por la desnudez, por el reloj en estado puro. Por el diseño y el colorido. Naak, no en balde, significa desnudo en afrikaans.

El crecimiento son los resultados, sean buenos o malos.

¿Por qué, en mi casa siempre limpia, siempre ordenada, hay cajas y cajas de camisetas, bolsas de promoción y miles de relojes?

Si os soy sincera, no siempre les veía. Pero sí veía sus rastros: tazas con culillos de café, cargadores de ordenadores, de teléfonos… Alarmas que sonaban insistentemente sin que nadie se levantara. Ni las apagase. Conversaciones veladas al otro lado de una pared que me hacían querer levantarme de mi silla para correr a la cocina a hablar con ellos de estrategias, de mercados. Pero no. Por muy divertido que fuera, elegí quedarme en mi papel: ayudar si me lo pedían, y disfrutar desde la distancia que da la transgeneracionalidad de esta nueva aventura que están empezando. Con sus éxitos, con sus fracasos, con su aprendizaje, en definitiva.

¿Quién necesita una nave industrial o una oficina en pleno centro? Los millennials, no. Ellos saben que se puede retar al mundo con una idea, y emprender. De momento, como almacén sirve mi salón. Y como oficina el coche, un bar, la cocina, la cola de una pizzería. Cualquier sitio vale para trabajar porque trabajan 24 horas al día. Su creatividad y su ilusión no tienen límites.

Tenerles tan cerca estas últimas semanas, las previas al lanzamiento de la marca de relojes que mi hijo Luis pergeñó hace unos meses y que con un equipo tan cargado de ilusión como él han puesto en el mercado con la web www.naaktime.com, me ha hecho conectar otra vez con lo maravilloso del espíritu emprendedor. Con lo mínimo. Porque con el tiempo perdemos la frescura y nos instalamos en la comodidad. Pero ellos saben que los recursos se pueden sustituir con creatividad.

Luego están los miedos, la tensión, la crítica al entorno y a la vida. Podría haberme metido en medio, pero no lo he hecho, porque no era mi papel. Me pedirán ayuda cuando lo necesiten pero, mientras tanto, hay que dejarles rodar.

174 Comentarios
  • Arturo
    Responder

    Felicidades por el post. Es un gran ejemplo de la importancia del entorno para el emprendedor. Tuve el placer de ser profesor de tu hijo y estoy seguro que va a triunfar…y ahora ya sé una buena parte de dónde le viene.

    17 julio, 2015 a 09:24
  • Hola Arturo, te agradezco el reconocimiento y sobre todo que estés en conexión con nosotros. Ya sabes Luis lleva en su ADN ser emprendedor y lo digital le viene de perlas…muy intenso y divertido tener tan cerca estos millenials con ganas de liarla. ,))

    17 julio, 2015 a 11:30

Responde a Anónimo Cancela la respuesta

1 × 4 =