Cuida de tu imagen, que de tu reputación ya se cuidarán los demás

LinkinTalent

En esta era digital, lo más estratégico para las Organizaciones es poner a las personas en el centro, «Human Centering». Observar, observar y observar, con la mente abierta y una gran empatía creando un mundo de posibilidades emergentes en el presente y futuro, el llamado Optimismo Digital . Provocado por una hiper-conectividad que da gran empoderamiento a la persona, transparencia, y mucha velocidad, y esto «no es café para todos». Los directivos tienen que ser ejemplo, hacer un paso al frente y tener su perfil digital, y enfocar su gestión hacia un social selling para hacer crecer el valor de su networking y negocio. Hay que tener claro, que el contenido es el rey y tienen que aportar valor a la marca corporativa. Cada vez más, las marcas necesitan tener más contenido para ser relevantes y es a través de sus directivos y empleados que pueden hacer la diferencia para ser más rentables, creíbles y dar confianza.
Y la clave es poner en valor la identidad y talento de las personas en su esencia y autenticidad en el mundo off-online. Hay que ser minimalista, validar lo relevante de cada uno de nosotros para brillar y crear perfiles digitales que tengan equilibrio entre lo profesional y personal. Y saberse posicionarse con voz propia en los territorios donde destacar en el «ser y hacer», buscando un territorio como experto a través de crear contenidos irresistibles . Y cómo me decía un viejo amigo, Stanley Bendelac, «cuida de tu imagen, que de tu reputación se cuidarán los demás».

 

 

Sin comentarios (aún)

Envíame un comentario

4 × dos =